La cal aumenta la vida útil de las obras

LA CAL AUMENTA LA VIDA ÚTIL DE LAS OBRAS

A través de la historia en la arquitectura se ha podido observar el uso de diferentes tipos de materiales que han sido adaptados a una variedad de sistemas constructivos, entre los que podemos resaltar construcciones muy antiguas que han demostrado una alta resistencia y duración a lo largo del tiempo. Es por esto, que este tipo de construcciones han sido objeto de diferentes estudios que han concluido que el uso de la cal en los morteros para acabados (recubrimientos) y levantados aportan propiedades que le permiten a la estructura extender su durabilidad. Se puede mencionar, por ejemplo: La Gran Mezquita de Samarra en Irak, que fue construida aproximadamente hace 6000 años, ciudades del antiguo imperio Romano, Griego y grandes edificios situados a lo largo de Europa y América.

El coliseo Romano o El Gran Jaguar, son algunos ejemplos.

Pero¿La cal aumenta la vida útil de las obras? Esta pregunta se puede responder inicialmente al analizar detenidamente el proceso de producción que se lleva a cabo para obtener la cal para la construcción y el ciclo de vida que tiene el producto.

Como primer paso se obtiene la materia prima llamada carbonato de calcio o caliza (CaCO), este tipo de mineral tiene como ventaja que se puede encontrar en grandes yacimientos para su extracción.

En el siguiente paso la caliza (CaCO) es sometida a un proceso de calcinación a una temperatura de 900°C aproximadamente, en este punto libera dióxido de carbono (CO) y nos queda la comúnmente llamada cal viva (CaO).

Después de haber realizado esto, se hidrata el producto con agua (HO) y se tiene como resultado la cal hidratada (Ca(OH)) que es el material utilizado actualmente como complemento para diferentes tipos de morteros.

En este momento es cuando empieza el proceso crucial y más interesante, la cal termina su ciclo exactamente donde empezó, llevando un proceso casi perfecto; en este último paso, se absorbe el dióxido de carbono que hay en el ambiente y reinicia el proceso de carbonatación (recarbonatación) Ca(OH) + CO = CaCO volviendo a su estado original como carbonato de calcio (CaCO) y recuperando el estado químico inicial. Con esto, se ha concluido que el ciclo de vida de la cal es circular, evitando un proceso interrumpido o terminando en el decaimiento del material.

También podemos mencionar que, según estudios recientes, se han encontrados restos de cal viva dentro de las mezclas de concreto romano, lo que se sospecha que fue adicionada para apoyar al sellado de fisuras al momento de hidratarse los restos del producto.

No podemos olvidar que, otros factores que intervienen en la durabilidad que aporta la cal a una estructura, son las propiedades como: plasticidad, transpiración adecuada, fineza y adherencia.

Es por esto y por la duración que han demostrado varias estructuras que la cal interviene en una mezcla de construcción aumentando su vida útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *